Reseña: Astrid Ulloa, “Geopolíticas del cambio climático”, Revista Antrophos: huellas del conocimiento, 2010, 133-146.

De vez en cuando, algún escritor salva del olvido viejos artículos y reflexiones. Entre las muchas razones que Astrid Ulloa tuvo para actualizar sus perfiles en Academia y en Research.Gate, una está relacionada con el contenido y su vigencia. En el artículo intitulado Geopolíticas del cambio climático, publicado en Anthropos, en el año 2010, se hace mención a los conflictos detrás de la idea de cambio climático. Hace 12 años, esta autora señaló que los nuevos discursos sobre le ecogubernamentalidad en torno al cambio climático podían imponerse sobre procesos de reconocimiento de la diversidad. En otras palabras, el discurso que asume el cambio climático puede aplastar un pensamiento fronterizo y ser tan colonial como un discurso que niega el cambio climático.

El cambio climático es una formación discursiva (textos, prácticas, conductas, políticas, disciplinas y objetos que siguen las mismas reglas) que es presentada ampliamente como un asunto de toda la humanidad. Es vendido y comprado como un asunto global cuya solución es responsabilidad de todos los ciudadanos del planeta. Y como muchos de los asuntos que dicen ser globales, el cambio climático activó acciones y soluciones controladas y centralizadas, que entre otros resultados paradójicos, no incluyó a los pueblos indígenas. Es una propuesta universal pero excluyente.

El conocimiento sobre el cambio climático, dice Ulloa, se ha convertido en un “nuevo espacio” que recurre inevitablemente a una gobernabilidad técnica específica llamada “ecogubernamentalidad climática global” (134). Pero la autora no se restringe a la idea de gubernamentalidad como política gubernamental. Este puede ser un medio más. La gubernamentalidad abarca al conjunto de proyectos y prácticas que pretenden dirigir el comportamiento de los actores sociales, bajo ciertos fines específicos. Las claves aquí son tres: hay unas herramientas (políticas, discursos, conocimientos, representaciones y prácticas ambientales) con los cuales se busca incidir sobre actores sociales (cuerpos verdes gubernamentales o no gubernamentales, naciones, pueblos indígenas, ambientalistas, comunidades científicas) a actuar de cierta manera (desarrollo sostenible, seguridad ambiental, conservación de la biodiversidad, acceso a recursos genéticos, entre otros).

Esta idea de querer que los demás hagan algo no es nueva. Es política pura y dura. Más exactamente es geopolítica del conocimiento, en la que todavía se hace énfasis en homogenizar el mundo, y por que no decirlo, en colonizar y civilizar el mundo. Se trata de redimensionar lo económico (producción de mercancías considerando la reducción o absorción de Gases de Efecto Invernadero), nuevas tecnologías ecoeficientes (eólica, nuclear y eléctrica) y, la perla, el control territorial para detectar las amenazas ambientales. Esta geopolítica del conocimiento aplasta conocimientos locales, sentidos de lugar, subjetividades e identidades prácticas en torno a la naturaleza. La ecogubernamentalidad climática actúa desterritorializando un conocimiento anclado en el lugar, para territorializar otro que es ajeno y extraño. No está de más decir que aquí, se impone el territorio global sobre el local.

El reconocimiento de los distintos niveles en conflicto de una agenda global por el cambio climático deben dar cuenta de otras maneras de abordar el territorio. Si pretenden universalizar una preocupación deben ser capaces, también, de considerar las expresiones locales sobre el problema y las soluciones. El cambio climático no tiene que ser una extensión colonial más.



Citar este post
Jhon Florian (2021, 28 julio). Reseña: Astrid Ulloa, “Geopolíticas del cambio climático”, Revista Antrophos: huellas del conocimiento, 2010, 133-146. Sembrando Región. Recuperado 19 de junio de 2024, de https://doi.org/10.58079/ujoc

Jhon Florian

Economista y magister en historia de la Universidad Nacional de Colombia, y estudiante del doctorado en historia de El Colegio de Michoacán en México.

More Posts

Jhon Florian

Economista y magister en historia de la Universidad Nacional de Colombia, y estudiante del doctorado en historia de El Colegio de Michoacán en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search